Guia práctica Insumisión Fiscal

Esta propuesta va dirigida a todas aquellas personas que queráis dar pasos para hacer de vuestra vida un ejemplo de vuestra forma de pensar y sentir. a aquellas personas que deseen que su dinero, como fruto de su trabajo, vaya destinado a aquello en lo que creen y no a los bancos, ni sueldos de políticos, ni armamento, ni grandes infraestructuras…entre otros malos usos que se nos ocurren.

Cuando los Presupuestos Generales del Estado del 2012, los cuales han sido ya calificados, en palabras de algunos medios de comunicación, como “La Mayor Estafa Jamás Contada” en concreto, ha salido a la luz algo que refleja a la perfección la esencia del capitalismo: el Estado debe pagar para satisfacer y engordar el negocio de los bancos y demás especuladores financieros, más dinero que el que se ha visto “obligado” a recortar en las diversas partidas presupuestarias. O, en otras palabras: el gasto en intereses y amortización de deuda será cerca del 25% de esos presupuestos mientras que sanidad, educación y cultura juntos, ya no llegaran ni a la mitad de ese gasto.

A través de este Manual, participamos del llamado para iniciar y extender una acción de insumisión fiscal al Estado español y hacia aquellos que lo controlan, como acción consecuente para demostrar que no pagaremos sus deudas, porque no reconocemos la actual Constitución, ni al actual gobierno de títeres del capitalismo financiero global, ni a los Presupuestos del Estado 2012.

En lugar de ello, apostamos por la autogestión fiscal. Para ello promoveremos que los recursos que no queremos pagar al Estado, se deriven a proyectos autogestionados que sean útiles para cubrir las necesidades de la población.

La insumisión fiscal como estrategia de rebeldía

Como se ha explicado en páginas anteriores, la desobediencia civil es una herramienta fundamental para ir aumentando el empoderamiento popular camino de la autogestión.

Mientras sucede una progresiva privatización de todo lo público, mientras se nombra a la crisis como causante de la falta de recursos, mientras se despilfarra dinero público en intereses de los de arriba, los proyectos realmente públicos en los que estamos trabajando los y las de abajo, suelen adolecer de falta de esos recursos para consolidarse. Para revertir esa situación, es necesario derivar una importante cantidad de esos recursos, por la vía directa mediante la desobediencia fiscal.

Por ello es importante la participación en esta acción: una desobediencia fiscal que sirva para alimentar la autogestión de las asambleas y desde estas, dar prioridad absoluta a la financiación participativa de los recursos que consideramos realmente públicos.

GUÍA PRÁCTICA DE Insumisión FISCAL al IRPF

>Se trata de una propuesta para las personas que hagan declaración de la renta este 2012, y que queremos extender para años sucesivos.

Es una opción asumible para personas que quieran o necesiten seguir siendo parte de la economía oficial, y por tanto no puedan permitirse multas ni nada por el estilo. Se trata de una propuesta inspirada en la objeción fiscal a los presupuestos militares, la cual lleva años funcionando con éxito en el estado español, realizando esa acción sobre el 6% de la declaración que correspondería al gasto militar. Así pues, en este caso se trataría de ampliar el porcentaje sumando otras partidas que también consideremos injustas.

Puedes escoger estas partidas según tu propio criterio o sumarte a la propuesta de la campaña de insumisión fiscal lanzada por derecho de rebelión, la cual será del 25% de la declaración y que consistiría en las siguientes partidas de los Presupuestos del Estado, sobre un total de 344.800 millones de euros, que fue el presupuesto del 2012.

Partida

Pressupost 2012

Percentatge

Deute públic amortització

50289

milions

14,58

Deute públic interessos

29246

milions

8,48

Ministeri de defensa

7618

milions

2,21

Policia

5468

milions

1,59

Monarquia

550

milions

0,16

Senat

53

milions

0,02

Presons

1154

milions

0,33

Esglesia

5744

milions

1,67

Industria I+D militar

758

milions

0,22

Total insubmissió

100880

milions

29,25

Total pressupost 2012

344850

milions

100,0

En estos presupuestos del 2012, el % de las partidas que hemos escogido como las más repudiadas, suben hasta más del 29% mientras que en el 2011 se quedaban sobre el 26%. Aun así hay que tener en cuenta que algunas partidas estan repetidas, porque por ejemplo hay partidas del ministerio de defensa que son a su vez para la monarquía. Por ello hemos preferido quedarnos en este 25% que al ser 1/4 de los Presupuestos del Estado, es ya un reto importante.

El declararte como insumiso fiscal pasa por el hecho de presentar la declaración de renta, no sirve decir no la hago: si trabajas por cuenta ajena tu empresa ya paga los impuestos por ti directamente al Estado. Llegado a este punto te queda declararte como insumiso fiscal en todos los conceptos con los que no estás de acuerdo en pagar impuestos y reclamar el dinero, mediante la declaración de renta.

>Este dinero posteriormente los podrás distribuir de la manera que tú consideras más consecuente con tus ideas.

Sigue estos pasos al momento de hacer la declaración:

a) HAY QUE HACER SIEMPRE LA DECLARACIÓN DE RENTA.

b) NO ES CONVENIENTE ACEPTAR DIRECTAMENTE EL BORRADOR QUE NOS ENVÍA HACIENDA.

Porque puede ser que Hacienda tenga algún error en los datos. Es difícil que haya considerado todas nuestras posibles deducciones, o si lo ha hecho, en más de una ocasión hay errores (y suelen ser a su favor).

c) NO ES CONVENIENTE DEJAR DE HACERLA, EN EL CASO DE NO LLEGAR AL MÍNIMO ESTABLECIDO.

Si no llegas al mínimo que la ley establece para hacer la declaración, también es importante que la hagas (o al menos que la calcules), ya que muy probablemente te saldrá negativa (te habrán de devolver dinero). Si compruebas que te sale a pagar, entonces no es necesario que la entregues.

Hacer la declaración de renta con INSUMISIÓN FISCAL

1) Lo primero que se tiene que hacer es rellenar la declaración de renta. Esto se puede hacer a mano o bien con el programa PADRE. Los otros métodos (confirmación de la declaración por teléfono o por Internet) no permiten declararte cm insumiso fiscal.

DECLARACIÓN MANUAL (IMPRESOS)

Una vez hecha la declaración de renta hasta llegar a la cuota liquida (casilla 741) se ponen las retenciones de los rendimientos del trabajo y de los bancos ya continuación la cantidad porcentual calculada de insumisión fiscal, en función de uno o varios conceptos que hayas elegido ( ver el anexo con algunos conceptos definidos y otros que tú puedas tener) y se coloca en la casilla 752 (si está ocupada en cualquiera de las otras casillas que quedan libres desde la 742 a la 751). A continuación terminamos la declaración calculando la cuota resultante.

DECLARACIÓN HECHA CON EL PROGRAMA PADRE:

Los pasos siguientes permiten hacer la declaración con objeción fiscal desde el programa PADRE.

Una vez rellenada tu declaración con los datos correspondientes, hay que ir hasta la casilla 752: RETENCIONES Art. 11 DE LA DIRECTIVA 2003/48/CE DEL CONSEJO. Hay que poner el valor de la insumisión fiscal calculada (ver la tabla anterior) [1] Automáticamente el programa PADRE contabilizará esta deducción y en el resultado de tu declaración ya estará aplicada la insumisión fiscal.

ii. Una vez terminada la declaración, se imprime desde el mismo programa PADRE. Entonces, se va a la casilla 752, donde hemos anotado el valor de nuestra objeción, y se raya sobre el texto explicativo de la casilla y encima se anota:% de Insumisión fiscal de la casilla 741. Hay que tener en cuenta que hay que hacer el mismo procedimiento en las dos copias de la declaración que imprime el programa PADRE (una copia para la administración y otra para el interesado).

>2) Terminada la declaración, deberá ingresarse la cantidad de la insumisión fiscal calculada en la cuenta corriente la entidad, colectivo, etc que hayas elegido. Es importante que este dinero lo destines a proyectos que los tengas cerca, así de esta manera verás de forma directa que con tus impuestos tú mismo estás haciendo crecer un proyecto cercano y que tu dinero no van a parar a otros destinos en las que no crees. Se debe especificar en el concepto del ingreso: Ingreso proveniente de la insumisión fiscal 2012 y hay que guardar el comprobante que la entidad bancaria nos facilita.

3) A continuación ya sólo queda llenar la carta de insumiso/a fiscal dirigida al Ministro de Hacienda, que se adjuntará a la declaración junto con el comprobante de ingreso en la entidad, colectivo, proyecto elegido. Puedes descargar este impreso de la página del Derecho de Rebelión: http://www.derechoderebelion.net/modelo-de-carta-para-hacienda/ o bien acudir a las oficinas de desobediencia económica que figuran en esta web: http://www.derechoderebelion.net/oficinas-desobediencia-economica/

Es muy importante que en la carta especifiques los puntos para los que te declaras insumiso fiscal y que el importe calculado sea la suma del % acumulado de las razones que eliges al declararte insumiso

4) El siguiente paso es ir a entregar la declaración en cualquier delegación de Hacienda o bien en la oficina bancaria donde tengas cuenta. Al hacerlo, tanto en un lugar como el otro, seguramente te dirán que únicamente quieren los papeles de la declaración y ningún otro. Hay que explicarles que estamos haciendo insumisión fiscal (y podemos aprovechar para explicar a la persona que nos atiende en qué consiste), que la responsabilidad es nuestra y que queremos poner dentro del sobre de la declaración los tres documentos: la declaración, la carta de objetores y el comprobante bancario.

5) Finalmente, es importante que su insumisión fiscal no quede en un acto individual entre tú y Hacienda y por tanto facilita la información de tu insumisión a la oficina del Derecho de Rebelión. Es muy importante conocer el número de personas que lo han hecho y por lo tanto os rogamos que rellenar la hoja de censo de insumiso / a fiscal. También podéis pedir que os lo faciliten en papel. Este censo es puramente estadístico

Como habéis visto unas páginas más arriba, el componente principal de la insumisión fiscal será

la deuda externa. Por ello añadimos a continuación información específica referente a la motivación de esa insumisión fiscal:

Auditar la deuda pública, una herramienta para defender el no pago de una deuda odiosa

Como ha sucedido en otros países, y al calor del 15M, se ha ido generando también en el estado español una campaña por la auditoría de la deuda externa. La reforma de la constitución española que puso el pago del interés y del capital de la deuda como prioridad absoluta de los presupuestos generales, dieron más fuerza si cabe a la necesidad de esta auditoría. Como dice la web http://www.auditoria15m.org : “una deuda de la que nunca fuimos concientes ni de la que pudimos opinar ni participar. Una deuda que es fundamentalmente de bancos privados. Una deuda que, ahora, nos apuntan como el mayor de los problemas y de la que nos hacen responsables directos por la obligación constitucional a saldarla. Una deuda que obliga a recortar la inversión en nuestros servicios sociales y que nos condenará al mayor de los desamparos sociales”. ¡No queremos pagar vuestra deuda!

Así pues, con la deuda se pone a todo el pueblo español bajo el chantaje de los mercados financieros. Es deuda ilegítima la que se contrata de nuevo para pagar antigua deuda y para implementar políticas que perjudican los derechos sociales y económicos de los ciudadanos.

Una gran parte de la deuda es ilegítima puesto que proviene de una política que ha favorecido a una ínfima minoría de la población en detrimento de una aplastante mayoria de ciudadanos y ciudadanas.

El estado ha garantizado la deuda privada de empresas privadas y entidades financieras para que puedan conseguir préstamos a un tipo de interés adequado, esto implica que posteriormente, las agencias de calificación emitan una peor valoración sobre su capacidad de devolver la deuda y la prima de riesgo de ese estado se dispare. Por lo tanto, el hecho de avalar empresas o entidades financieras privada hacen que el estado (y por lo tanto los ciudadanos) tengan que pagar unos intereses más altos de la deuda.

Avalar entitades privadas implica que los acreedores exijan una creciente capacidad de pago por parte de el estado que deja de preocuparse por otras funciones esenciales que como tal ha de asumir.

¿Puede un gobierno legalmente decidir no reembolsar su deuda porque su población está en peligro? Sí, porque el argumento jurídico del estado de necesidad lo justifica plenamente. El estado de necesidad corresponde a una situación de peligro para la existencia del Estado, para su supervivencia política o económica. La supervivencia económica se refiere directamente a los recursos de los que un Estado puede disponer para continuar satisfaciendo las necesidades de la población, en materia de salud, educación, etc.

De la insumisión fiscal a la autogestión fiscal 

Algunos de los mecanismos que aportamos en esta página se asemejen a la picaresca, que utilizan también personas para fines individualistas y cuanto menos de dudosa ética… Si estos forman parte también de nuestras propuestas es porque el calado del sistema de autogestión social que proponemos necesitará de gran cantidad de recursos para poder realizarse, los cuales pueden generarse de la capacidad de trabajo y generosidad de muchas personas, siempre y cuando los recursos económicos mínimamente necesarios acompañen para hacerlo posible.

Por autogestión fiscal, entendemos todas aquellas vías de redistribución que haga que la fiscalidad se quede en iniciativas que realmente redunden en beneficio de la gente. Es decir, que la parte del trabajo que cada persona es responsable de aportar a lo común, se pueda destinar a nuevos servicios públicos que realmente sitúen las necesidades básicas de las personas en la escala más alta de prioridades.

Por ello se hace prioritario y poco menos que imprescindible, generar dinámicas cada vez más masivas de desobediencia civil al despilfarro de nuestros recursos por parte del Estado, y el reaprovechamiento de ellos, desde la autoorganización popular desde abajo…

Hay un formulario en http://www.derechoderebelion.net/adhesiones-de-las-asambleas/

que tiene como objetivo dar de alta a las asambleas que apuesten por la autogestión fiscal.

Proyectos en los que invertir la cantidad correspondiente a tu insumisión fiscal:

Con el objetivo de facilitar la acción de aportar la cantidad de dinero correspondiente a la insumisión fiscal, des de la iniciativa Derecho de rebelión, hemos elaborado un listado de proyectos susceptibles de recibir esas cantidades a partir de las propuestas que nos han llegado. Lo encontrais en el apartado de esta web titulado “Colabora con proyectos autogestionados”. A esta lista también puedes acceder a través del enlace http://www.derechoderebelion.net/autogestion-fiscal/

 

Esta propuesta va dirigida a todas aquellas personas que queráis dar pasos para hacer de vuestra vida un ejemplo de vuestra forma de pensar y sentir. a aquellas personas que deseen que su dinero, como fruto de su trabajo, vaya destinado a aquello en lo que creen y no a los bancos, ni sueldos de políticos, ni armamento, ni grandes infraestructuras…entre otros malos usos que se nos ocurren.

Cuando los Presupuestos Generales del Estado del 2012, los cuales han sido ya calificados, en palabras de algunos medios de comunicación, como “La Mayor Estafa Jamás Contada” en concreto, ha salido a la luz algo que refleja a la perfección la esencia del capitalismo: el Estado debe pagar para satisfacer y engordar el negocio de los bancos y demás especuladores financieros, más dinero que el que se ha visto “obligado” a recortar en las diversas partidas presupuestarias. O, en otras palabras: el gasto en intereses y amortización de deuda será cerca del 25% de esos presupuestos mientras que sanidad, educación y cultura juntos, ya no llegaran ni a la mitad de ese gasto.

A través de este Manual, participamos del llamado para iniciar y extender una acción de insumisión fiscal al Estado español y hacia aquellos que lo controlan, como acción consecuente para demostrar que no pagaremos sus deudas, porque no reconocemos la actual Constitución, ni al actual gobierno de títeres del capitalismo financiero global, ni a los Presupuestos del Estado 2012.

En lugar de ello, apostamos por la autogestión fiscal. Para ello promoveremos que los recursos que no queremos pagar al Estado, se deriven a proyectos autogestionados que sean útiles para cubrir las necesidades de la población.

La insumisión fiscal como estrategia de rebeldía

Como se ha explicado en páginas anteriores, la desobediencia civil es una herramienta fundamental para ir aumentando el empoderamiento popular camino de la autogestión.

Mientras sucede una progresiva privatización de todo lo público, mientras se nombra a la crisis como causante de la falta de recursos, mientras se despilfarra dinero público en intereses de los de arriba, los proyectos realmente públicos en los que estamos trabajando los y las de abajo, suelen adolecer de falta de esos recursos para consolidarse. Para revertir esa situación, es necesario derivar una importante cantidad de esos recursos, por la vía directa mediante la desobediencia fiscal.

Por ello es importante la participación en esta acción: una desobediencia fiscal que sirva para alimentar la autogestión de las asambleas y desde estas, dar prioridad absoluta a la financiación participativa de los recursos que consideramos realmente públicos.

GUÍA PRÁCTICA DE Insumisión FISCAL al IRPF

>Se trata de una propuesta para las personas que hagan declaración de la renta este 2012, y que queremos extender para años sucesivos.

Es una opción asumible para personas que quieran o necesiten seguir siendo parte de la economía oficial, y por tanto no puedan permitirse multas ni nada por el estilo. Se trata de una propuesta inspirada en la objeción fiscal a los presupuestos militares, la cual lleva años funcionando con éxito en el estado español, realizando esa acción sobre el 6% de la declaración que correspondería al gasto militar. Así pues, en este caso se trataría de ampliar el porcentaje sumando otras partidas que también consideremos injustas.

Puedes escoger estas partidas según tu propio criterio o sumarte a la propuesta de la campaña de insumisión fiscal lanzada por derecho de rebelión, la cual será del 25% de la declaración y que consistiría en las siguientes partidas de los Presupuestos del Estado, sobre un total de 344.800 millones de euros, que fue el presupuesto del 2012.

Partida

Pressupost 2012

Percentatge

Deute públic amortització

50289

milions

14,58

Deute públic interessos

29246

milions

8,48

Ministeri de defensa

7618

milions

2,21

Policia

5468

milions

1,59

Monarquia

550

milions

0,16

Senat

53

milions

0,02

Presons

1154

milions

0,33

Esglesia

5744

milions

1,67

Industria I+D militar

758

milions

0,22

Total insubmissió

100880

milions

29,25

Total pressupost 2012

344850

milions

100,0

En estos presupuestos del 2012, el % de las partidas que hemos escogido como las más repudiadas, suben hasta más del 29% mientras que en el 2011 se quedaban sobre el 26%. Aun así hay que tener en cuenta que algunas partidas estan repetidas, porque por ejemplo hay partidas del ministerio de defensa que son a su vez para la monarquía. Por ello hemos preferido quedarnos en este 25% que al ser 1/4 de los Presupuestos del Estado, es ya un reto importante.

El declararte como insumiso fiscal pasa por el hecho de presentar la declaración de renta, no sirve decir no la hago: si trabajas por cuenta ajena tu empresa ya paga los impuestos por ti directamente al Estado. Llegado a este punto te queda declararte como insumiso fiscal en todos los conceptos con los que no estás de acuerdo en pagar impuestos y reclamar el dinero, mediante la declaración de renta.

>Este dinero posteriormente los podrás distribuir de la manera que tú consideras más consecuente con tus ideas.

Sigue estos pasos al momento de hacer la declaración:

a) HAY QUE HACER SIEMPRE LA DECLARACIÓN DE RENTA.

b) NO ES CONVENIENTE ACEPTAR DIRECTAMENTE EL BORRADOR QUE NOS ENVÍA HACIENDA.

Porque puede ser que Hacienda tenga algún error en los datos. Es difícil que haya considerado todas nuestras posibles deducciones, o si lo ha hecho, en más de una ocasión hay errores (y suelen ser a su favor).

c) NO ES CONVENIENTE DEJAR DE HACERLA, EN EL CASO DE NO LLEGAR AL MÍNIMO ESTABLECIDO.

Si no llegas al mínimo que la ley establece para hacer la declaración, también es importante que la hagas (o al menos que la calcules), ya que muy probablemente te saldrá negativa (te habrán de devolver dinero). Si compruebas que te sale a pagar, entonces no es necesario que la entregues.

Hacer la declaración de renta con INSUMISIÓN FISCAL

1) Lo primero que se tiene que hacer es rellenar la declaración de renta. Esto se puede hacer a mano o bien con el programa PADRE. Los otros métodos (confirmación de la declaración por teléfono o por Internet) no permiten declararte cm insumiso fiscal.

DECLARACIÓN MANUAL (IMPRESOS)

Una vez hecha la declaración de renta hasta llegar a la cuota liquida (casilla 741) se ponen las retenciones de los rendimientos del trabajo y de los bancos ya continuación la cantidad porcentual calculada de insumisión fiscal, en función de uno o varios conceptos que hayas elegido ( ver el anexo con algunos conceptos definidos y otros que tú puedas tener) y se coloca en la casilla 752 (si está ocupada en cualquiera de las otras casillas que quedan libres desde la 742 a la 751). A continuación terminamos la declaración calculando la cuota resultante.

DECLARACIÓN HECHA CON EL PROGRAMA PADRE:

Los pasos siguientes permiten hacer la declaración con objeción fiscal desde el programa PADRE.

Una vez rellenada tu declaración con los datos correspondientes, hay que ir hasta la casilla 752: RETENCIONES Art. 11 DE LA DIRECTIVA 2003/48/CE DEL CONSEJO. Hay que poner el valor de la insumisión fiscal calculada (ver la tabla anterior) [1] Automáticamente el programa PADRE contabilizará esta deducción y en el resultado de tu declaración ya estará aplicada la insumisión fiscal.

ii. Una vez terminada la declaración, se imprime desde el mismo programa PADRE. Entonces, se va a la casilla 752, donde hemos anotado el valor de nuestra objeción, y se raya sobre el texto explicativo de la casilla y encima se anota:% de Insumisión fiscal de la casilla 741. Hay que tener en cuenta que hay que hacer el mismo procedimiento en las dos copias de la declaración que imprime el programa PADRE (una copia para la administración y otra para el interesado).

>2) Terminada la declaración, deberá ingresarse la cantidad de la insumisión fiscal calculada en la cuenta corriente la entidad, colectivo, etc que hayas elegido. Es importante que este dinero lo destines a proyectos que los tengas cerca, así de esta manera verás de forma directa que con tus impuestos tú mismo estás haciendo crecer un proyecto cercano y que tu dinero no van a parar a otros destinos en las que no crees. Se debe especificar en el concepto del ingreso: Ingreso proveniente de la insumisión fiscal 2012 y hay que guardar el comprobante que la entidad bancaria nos facilita.

3) A continuación ya sólo queda llenar la carta de insumiso/a fiscal dirigida al Ministro de Hacienda, que se adjuntará a la declaración junto con el comprobante de ingreso en la entidad, colectivo, proyecto elegido. Puedes descargar este impreso de la página del Derecho de Rebelión: http://www.derechoderebelion.net/modelo-de-carta-para-hacienda/ o bien acudir a las oficinas de desobediencia económica que figuran en esta web: http://www.derechoderebelion.net/oficinas-desobediencia-economica/

Es muy importante que en la carta especifiques los puntos para los que te declaras insumiso fiscal y que el importe calculado sea la suma del % acumulado de las razones que eliges al declararte insumiso

4) El siguiente paso es ir a entregar la declaración en cualquier delegación de Hacienda o bien en la oficina bancaria donde tengas cuenta. Al hacerlo, tanto en un lugar como el otro, seguramente te dirán que únicamente quieren los papeles de la declaración y ningún otro. Hay que explicarles que estamos haciendo insumisión fiscal (y podemos aprovechar para explicar a la persona que nos atiende en qué consiste), que la responsabilidad es nuestra y que queremos poner dentro del sobre de la declaración los tres documentos: la declaración, la carta de objetores y el comprobante bancario.

5) Finalmente, es importante que su insumisión fiscal no quede en un acto individual entre tú y Hacienda y por tanto facilita la información de tu insumisión a la oficina del Derecho de Rebelión. Es muy importante conocer el número de personas que lo han hecho y por lo tanto os rogamos que rellenar la hoja de censo de insumiso / a fiscal. También podéis pedir que os lo faciliten en papel. Este censo es puramente estadístico

Como habéis visto unas páginas más arriba, el componente principal de la insumisión fiscal será

la deuda externa. Por ello añadimos a continuación información específica referente a la motivación de esa insumisión fiscal:

Auditar la deuda pública, una herramienta para defender el no pago de una deuda odiosa

Como ha sucedido en otros países, y al calor del 15M, se ha ido generando también en el estado español una campaña por la auditoría de la deuda externa. La reforma de la constitución española que puso el pago del interés y del capital de la deuda como prioridad absoluta de los presupuestos generales, dieron más fuerza si cabe a la necesidad de esta auditoría. Como dice la web http://www.auditoria15m.org : “una deuda de la que nunca fuimos concientes ni de la que pudimos opinar ni participar. Una deuda que es fundamentalmente de bancos privados. Una deuda que, ahora, nos apuntan como el mayor de los problemas y de la que nos hacen responsables directos por la obligación constitucional a saldarla. Una deuda que obliga a recortar la inversión en nuestros servicios sociales y que nos condenará al mayor de los desamparos sociales”. ¡No queremos pagar vuestra deuda!

Así pues, con la deuda se pone a todo el pueblo español bajo el chantaje de los mercados financieros. Es deuda ilegítima la que se contrata de nuevo para pagar antigua deuda y para implementar políticas que perjudican los derechos sociales y económicos de los ciudadanos.

Una gran parte de la deuda es ilegítima puesto que proviene de una política que ha favorecido a una ínfima minoría de la población en detrimento de una aplastante mayoria de ciudadanos y ciudadanas.

El estado ha garantizado la deuda privada de empresas privadas y entidades financieras para que puedan conseguir préstamos a un tipo de interés adequado, esto implica que posteriormente, las agencias de calificación emitan una peor valoración sobre su capacidad de devolver la deuda y la prima de riesgo de ese estado se dispare. Por lo tanto, el hecho de avalar empresas o entidades financieras privada hacen que el estado (y por lo tanto los ciudadanos) tengan que pagar unos intereses más altos de la deuda.

Avalar entitades privadas implica que los acreedores exijan una creciente capacidad de pago por parte de el estado que deja de preocuparse por otras funciones esenciales que como tal ha de asumir.

¿Puede un gobierno legalmente decidir no reembolsar su deuda porque su población está en peligro? Sí, porque el argumento jurídico del estado de necesidad lo justifica plenamente. El estado de necesidad corresponde a una situación de peligro para la existencia del Estado, para su supervivencia política o económica. La supervivencia económica se refiere directamente a los recursos de los que un Estado puede disponer para continuar satisfaciendo las necesidades de la población, en materia de salud, educación, etc.

De la insumisión fiscal a la autogestión fiscal 

Algunos de los mecanismos que aportamos en esta página se asemejen a la picaresca, que utilizan también personas para fines individualistas y cuanto menos de dudosa ética… Si estos forman parte también de nuestras propuestas es porque el calado del sistema de autogestión social que proponemos necesitará de gran cantidad de recursos para poder realizarse, los cuales pueden generarse de la capacidad de trabajo y generosidad de muchas personas, siempre y cuando los recursos económicos mínimamente necesarios acompañen para hacerlo posible.

Por autogestión fiscal, entendemos todas aquellas vías de redistribución que haga que la fiscalidad se quede en iniciativas que realmente redunden en beneficio de la gente. Es decir, que la parte del trabajo que cada persona es responsable de aportar a lo común, se pueda destinar a nuevos servicios públicos que realmente sitúen las necesidades básicas de las personas en la escala más alta de prioridades.

Por ello se hace prioritario y poco menos que imprescindible, generar dinámicas cada vez más masivas de desobediencia civil al despilfarro de nuestros recursos por parte del Estado, y el reaprovechamiento de ellos, desde la autoorganización popular desde abajo…

Hay un formulario en http://www.derechoderebelion.net/adhesiones-de-las-asambleas/

que tiene como objetivo dar de alta a las asambleas que apuesten por la autogestión fiscal.

Proyectos en los que invertir la cantidad correspondiente a tu insumisión fiscal:

Con el objetivo de facilitar la acción de aportar la cantidad de dinero correspondiente a la insumisión fiscal, des de la iniciativa Derecho de rebelión, hemos elaborado un listado de proyectos susceptibles de recibir esas cantidades a partir de las propuestas que nos han llegado. Lo encontrais en el apartado de esta web titulado “Colabora con proyectos autogestionados”. A esta lista también puedes acceder a través del enlace http://www.derechoderebelion.net/autogestion-fiscal/

 

Speak Your Mind

*