FairCoop lanza una campaña de Crowdfunding para crear un Fondo para los Refugiados.

refugeesfund

Frente a la falta de humanidad de los gobiernos, la solidaridad de

los pueblos.

Durante 2015, más de 3000 personas murieron ahogadas en el Mediterráneo intentando llegar a salvo a Europa, y del casi millón de personas que lo consiguieron, solo unos 300 han conseguido que se les reconozca su condición de refugiados y se les ha reasentado. El resto se encuentra vagando por diferentes países fronterizos de Europa, tratando de llegar a algún lugar seguro donde poder huir de las bombas, la guerra y la destrucción, que en gran medida, las políticas europeas han sembrado en sus países de origen.
No solo somos directamente responsables de su situación, sino que en un incumplimiento flagrante de las normas internacionales se les está denegando el Derecho mas fundamental que tiene todo ser humano: el Derecho a la Vida ya que se les está condenando a arriesgarla no solo cruzando el mar huyendo de las guerras, sino sobreviviendo a las duras condiciones que les imponemos un vez en tierra firme, cuando esa tierra es la europea, llena de muros fronterizos, alambres de espino e intenciones de confiscación de sus pocos bienes como a propuesto Dinamarca.
Ante semejante barbarie, los ciudadanos debemos decir basta, no podemos convertirnos en cómplices por omisión de políticas e ideologías que poco tienen que ver con la Europa de los Derechos Humanos que nos han vendido ni con los mas elementales principios de humanidad, máxime cuando estas políticas e ideologías han sido las causantes de esta crisis humanitaria. Y no nos referimos solo a la crisis de refugiados que estamos viviendo en la actualidad, englobamos también a todos aquellos desplazados por razones económicas y medioambientales que malviven sin derechos en nuestros países desde hace décadas.
Ante esta situación en FairCoop no nos quedamos parados, no nos quedamos callados. Ahora es el momento de la sociedad civil auto organizada a través de la acción directa de apoyar a aquellos que lo necesiten.  Los movimientos sociales que practican la solidaridad desde abajo con muy pocos recursos en lugares como Lesvos, Atenas y Tesalonika, son ejemplos a los que apoyar.
Con esta campaña queremos crear un fondo centrado en ayudar a proyectos autónomos y de autogestión que ayuden a crear iniciativas productivas con las que satisfacer sus necesidades diarias, tanto materiales como inmateriales.  Hay una necesidad urgente de ayudar a organizarse para el largo plazo en los nuevos países de acogida.
Por eso necesitamos tu colaboración, apoyando esta iniciativa y demostrando que cuando el sistema falla, este puede y debe ser reemplazado por alternativas que den soluciones reales y duraderas . Disponemos del conocimiento, la tecnología y la voluntad para hacerlo, solo nos falta tu apoyo.
Enlace original: