“No es la desobediencia el problema de nuestra sociedad, sino la obediencia civil”

Así de clara se expresó Nuria Güell durante su intervención en el II Encuentro sin fronteras de Desobediencia económica que se celebró los días 26 y 27 de abril en el EACC (Espai d’art Contemporani) y el Casal popular de Castellón, (Valencia)

Nuria, artista y activista catalana, contextualizó el encuentro, enmarcándolo dentro de la más rabiosa actualidad diciendo: “el Estado gobierna para los mercados financieros y para los poderes fácticos, mientras al pueblo se le exige el deber de obedecer y se le privatizan sus derechos pero solo los esclavos obedecen”, y recordó que “los demás, consentimos”.

“Y como aquí no somos sumisos, tenemos capacidad de pensar y argumentar, hace tiempo que juntos estamos rompiendo este contrato social impuesto por el Estado para tejerlo con nuestras comunidades afines”, añadió la artista- activista.

Y es exactamente en esa línea en la que ha estado trabajando Güell. La Oficina de Rescate Invertido, última propuesta artística de Nuria, aplica las mismas estrategias de ingeniería social que ha aplicado el Estado pero en la dirección opuesta, buscando invertir el Rescate realizado por el Gobierno y sus consecuencias. Se configura como una oficina activa instalada en el museo ( EACC) que difunde diferentes posibilidades para revertir esta situación, ofertando asesoramiento gratuito a los ciudadanos interesados. Desde esta oficina se ha estado, a su vez, colaborando activamente en la realización de este encuentro, de ahí la relación entre un marco institucional como es el Espai d’art y el encuentro de desobediencia que en principio podría resultar incongruente a más de uno. “7000000000” es el nombre que recibe la exposición en la que ha estado enmarcado el proyecto de Nuria Güell en Castellón.

Durante el fin de semana se habló de otros muchos temas relacionados con la desobediencia a cuál más interesante. No tuvo desperdicio la intervención de Enric Duran, vía telemática, en la que habló acerca del proyecto “Derecho de Rebelión” el cuál nació en septiembre de 2011. “Esta iniciativa es una aportación de una vía desobediente”, afirmó Duran, quien además añadió, “surge en el momento en que se reforma la Constitución para dar prioridad al pago de las deudas de los bancos antes que a cualquier otra cosa. “El Manifiesto de una nueva dignidad rebelde” visibiliza esta situación y llama a la desobediencia civil, a la Desobediencia Económica y a la adhesión al manifiesto”.

Enric Duran, actualmente en busca y captura por “desobedecer” al sistema judicial y ponerlo en duda, recordó que lo más importante en este tipo de acciones es precisamente tener claras las bases que sustentan la acción en sí misma. Es decir, todo acto de desobediencia civil vendría impulsado por una necesidad de la persona de cuestionarse la legitimidad de quien ostenta el poder. Entonces si el sistema reprime, esa represión… ¿Puede ser deslegitimada?, es más, ¿”Debe” ser deslegitimada por las personas que la sufren?

Como decía Thoreau, considerado por muchos padre de la moderna “desobediencia civil” en su obra – La desobediencia civil (Civil disobedience, 1849):

“Me cuesta menos, en todos los sentidos, el incurrir en pena de desobediencia al Estado que el obedecer, en cuyo caso me sentiría mermado en mi propia estimación”.

Y por si fuera poco, buscando en la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano de 1793 (en el marco de la revolución francesa) encontramos lo siguiente:

“Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo la insurreción es para el pueblo, y para cada porción del pueblo, el más sagrado de sus derechos y el más indispensable de sus deberes.”

Pocas dudas quedan de que quedarse de brazos cruzados no es la respuesta más adecuada por parte de las personas que realmente desean un cambio de paradigma.
Construir una forma de vida al margen del sistema actual

Además de Enric y Nuria, en el encuentro estuvieron presentes personas de diferentes colectivos que están trabajando actualmente en la línea de la desobediencia desde diferentes ámbitos.

Estuvo presente la cooperativa “Som energia” que aportó luz, nunca mejor dicho, acerca de los abusos de las grandes multinacionales energéticas y alertó sobre las recientes leyes de “fiscalización del Sol”.

No faltaron dos ejemplos de las muchas cooperativas integrales que están creciendo por el territorio: la catalana(CIC), y la valenciana (CIV- Atornallom) que aportaron valiosísima información sobre cómo utilizar las formas jurídicas cooperativas como herramientas para la insumisión fiscal colectiva en pro de una economía comunitaria, que dé a cada cual según sus necesidades y reciba de cada cual según sus posibilidades.

Desde las cooperativas integrales se apoya especialmente a las personas que han tenido que declararse insolventes o que desean hacerlo por motivos ideológicos integrándolas en el proceso, también les aportan herramientas para que puedan convivir mejor con ese sistema que los ha excluido y los ha inutilizado. A su vez, la cooperativa aprovecha las ventajas legales que tiene el ser insolvente, pues “ cuando no se tiene nada, no te pueden quitar nada” para encabezar ciertas acciones “legales” a nombre de estas personas. (Véase- manual de desobediencia económica- Insolvencia como herramienta de transformación social).

Acciones de desobediencia

En el marco del encuentro se dio visibilidad a acciones que se están llevando a cabo en un tema tan candente como el de los bancos, esos grandes monstruos que se están apoderando de las pesadillas de demasiadas personas.

Estuvieron presentes la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) que están llevando a cabo acciones de desobediencia a diario en múltiples ciudades del territorio. “Actualmente en España se están produciendo más de quinientos desahucios al día”, dijo Toni Valls de la PAH, quien concreto que “ésta es la pura realidad, todas esas personas son expulsadas, en ocasiones a la fuerza, del lugar donde viven y encontrándose en la calle de la noche a la mañana sin un techo ni recursos para obtenerlo”. Las personas que colaboran en la plataforma son todas voluntarias que se hacen cargo de esta situación y que ponen incluso en riesgo su integridad personal frente a los guardias del estado para apoyar al afectado.

Con respecto al tema de la vivienda, también estuvo en las jornadas la “Oficina de vivienda” de la CIC que aporta como herramienta la cooperativa de Habitatge social CIC-HS, la cual propone la puesta en marcha de cooperativas de vivienda social que arrienden pisos hipotecados y así asegurar vivienda asequible a los deudores que no puedan seguir pagando su hipoteca. “Anticipándonos a embargos e intentos de desalojo, podemos responder a la ofensiva, generando vivienda social de forma cooperativa”, afirmó Sisu de la Oficina de Vivienda.

Continuando con el tema de los “monstruos” se habló de diversas alternativas para subvertir esta situación. La “no colaboración con los bancos”, sería una de ellas. Se presentaron, como alternativa a la banca tradicional, las ya conocidas propuestas: Fiare y coop57, que apuestan por la gestión transparente de los fondos económicos y por el uso de filtros propios para decidir la financiación de los proyectos y CASX que va más allá en su propuesta ofreciendo préstamos con interés 0 a proyectos considerados afines a sus principios generales, además de optar por la toma de decisiones en asambleas abiertas a todos los socios.

La CIC volvió a sorprender a los presentes con la nueva propuesta de “ red de oficinas de cambio” que está gestando en las cuáles las personas socias de la cooperativa podrán operar con diferentes monedas: euros, moneda social y bitcoins. Este proyecto se plantea como estratégico de la CIC ya que aportará autonomía del sistema económico e independencia del sistema bancario.

Se habló también acerca del movimiento “justicia restaurativa”que trabaja en la línea de una nueva justicia inclusiva y no autoritaria, acorde con las bases de la revolución integral y estratégica ante los tiempo que se avecinan.

La jornada del domingo se dedicó a la insumisión fiscal y a las tareas que realizan las diferentes ODEs (Oficinas de Desobediencia Económica) repartidas por el territorio.

En cuanto a la insumisión fiscal aportó su experiencia el grupo Tortuga, grupo antimilitarista que lleva haciendo objeción fiscal desde hace más de 10 años. Aquí su última campañapara este año 2014. Desde el proyecto “derecho de rebelión” y las ODES de Madrid-Legazpi, Zaragoza, Castellón y Alcoi explicaron con todo lujo de detalles la forma de hacer insumisión fiscal de manera óptima y respondieron a las numerosas dudas de los allí presentes.

“La insumisión fiscal consiste básicamente en dejar de pagar una parte de nuestros impuestos al estado, por considerar que se está haciendo una mala gestión de los mismos, para aportarlos a un proyecto el cual, a nuestro juicio, sí está trabajando por el bien común”. “Es cuestión de principios”, dijo Deme de la ODE Legazpi. “Debemos dejar de tener miedo a las represalias ya que en la mayoría de las ocasiones el Estado no reclama el dinero y si lo hace, se le paga y ya está”. Y añadió: “No ha habido nunca multas, ni aumento de la cantidad a pagar”.

Ahora que estamos en plena campaña de la declaración de la renta, si estás planteándote realizar la insumisión fiscal, sigue estos sencillos pasos: 1º. no aceptes el borrador de la renta, 2º lee este documento y si continuas con dudas, consulta a cualquier oficina de desobediencia y te informarán encantados. (disculpad solo sirve en el estado español)

Visto así, el panorama actual de la desobediencia está bastante completo…

Si Thoreau levantara la cabeza, bien orgulloso estaría de todos estos proyectos, incluso nos instaría a ir más allá y convertir cualquier acto cotidiano de obediencia ciega en un nuevo acto de dignidad rebelde, proveniente de la más absoluta certeza de que estamos haciendo lo correcto. Porque ya hemos aprendido que lo correcto no es siempre lo legal, y viceversa, pero entonces…. ¿qué sería lo correcto? No seré yo quien me atreva a definir tal noble vocablo, dejémoslo mejor en boca del gran, Mahatma Ghandi y permitamos que sus palabras resuenen en nuestras consciencias:
” Cuando una ley es injusta lo correcto es desobedecer”

S.C.

Desenmascarar a la Banca #OccupyBanking

Ya circula la noticia de que se está trabajando en el lanzamiento de la campaña #OccupyBanking que pretende situar en el centro del debate público la total falta de democracia con la que el Banco Central Europeo (BCE) y los grandes bancos privados controlan el sistema monetario y especialmente la creación de dinero.

Un perverso sistema basado en la deuda con el que estas instituciones – que nunca han sido votadas democráticamente – secuestran la soberanía de los pueblos.

La campaña #OccupyBanking quiere ser también la punta de lanza para crear las condiciones que permitan el #RetornoEnLibertad del activista Enric Duran

Apoyo a la financiación de la Campaña #OccupyBanking

Apoya y difunde esta acción para financiar el equipo que está trabajando en el lanzamiento de la campaña. Entre todas podemos situar en el centro del debate público la total falta de democracia del sistema monetario y especialmente la creación de dinero.


El secuestro de la soberanía de los pueblos

Desenmascaremos a la Banca que nos está condenando a la pérdida de la soberanía popular y a la acumulación de riqueza por parte de una minoría privilegiada que está expoliando los recursos de los pueblos mediante las privatizaciones de los servicios públicos y entregando su gestión a entidades privadas vinculadas con el poder político y financiero.

Denunciemos la creación de dinero de la nada en base a los préstamos que, además si no se pueden devolver, someten económica o políticamente a pueblos e individuos.
Los bancos, entidades privadas que defienden sus propios intereses, son los únicos con este privilegio de creación de dinero que hace que tengan el control político ordenen planes que afectan a todos los pueblos de Europa.

Hay diversas iniciativas que ya han denunciado estas cuestiones en los últimos años y algunas han conseguido ciertos éxitos, como hacer llegar el debate sobre la creación de dinero al parlamento británico este pasado otoño. Sigamos trabajando para hacer posible que ocupen el espacio en la conciencia y el debate público que se merecen en toda Europa.